CHUNGA MARIO VARGAS LLOSA PDF

To preserve these articles as they originally appeared, The Times does not alter, edit or update them. Occasionally the digitization process introduces transcription errors or other problems; we are continuing to work to improve these archived versions. Instead one has to settle for something less than a short story on stage. But, as a playwright, the novelist refrains from giving the work the necessary expenditure of his own creative imagination. La Chunga is the name of both the heroine played by Sheila Dabney and of the bar she runs in a small Peruvian town. The basic conflict is between La Chunga, who is a lesbian, and a pimp, Josefino, over his new, nubile lady friend.

Author:Kagajas Grogul
Country:Suriname
Language:English (Spanish)
Genre:Relationship
Published (Last):2 September 2007
Pages:70
PDF File Size:10.34 Mb
ePub File Size:8.55 Mb
ISBN:245-7-78967-979-6
Downloads:9851
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Grojind



Sin embargo, las piezas de nuestro autor no son menos interesantes que sus obras narrativas, puesto que ponen de relieve su concepcin sobre qu es y cmo se debe construir un texto literario. Despus de habernos ocupado en otra ocasin de los dos primeros dramas La seorita de Tacna1 y Kathie y el hipoptamo2 , trataremos ahora de abordar la tercera de las cinco obras teatrales que hasta el momento el artista hispanoamericano ha publicado.

Como en la mayora de sus piezas, tambin en sta es el entramado con el que se propone, y no la fbula, lo que le da cierto valor literario al drama y nos permite hacer una serie de consideraciones en torno a la potica del autor.

Al contrario de las novelas, donde trata de representar de forma verdica la realidad cotidiana, en sus dramas Mario Vargas Llosa remarca que El teatro no es la vida, sino el teatro, es decir otra vida, la de mentiras, la de ficcin3. Por tal motivo, exalta la virtud de la mentira por encima de la realidad. La mentira, por otro lado, constituye la base de la creacin literaria; y para el hombre crear, inventar historias es necesario, entre otras cosas, para aplacar los apetitos de la fantasa que [ Idem, Kathie y el hipoptamo, Barcelona, Seix Barrai, La Chunga de Mario Vargas Llosa: tiempos y perspectivas de la memoria.

Esto, como se ver, no vale slo para los hombres de carne y hueso: en las piezas de Vargas Llosa, tambin los personajes de ficcin a quienes el autor les concede an menores posibilidades de las que se les da a las personas en la vida real parecen buscar el escape de la fantasa para sobrevivir. Este deseo de construir historias, pues, es el resorte que les da vida a los acontecimientos en la escena: sendas recuperaciones del pasado por parte de los personajes enriquecido con lo que Vargas Llosa define el elemento aadido traducen el anhelo de salir del rol gris y marginal que les ha deparado su creador5 para permitirles ser protagonistas de aventuras que nunca sucedieron.

El argumento de la pieza, como se acaba de decir, es bastante simple. En una tasca de las afueras de Piura, cuatro amigos - que se autodefinen los Inconquistables - juegan a los dados como todas las noches.

Y, como todas las noches evocan el episodio de cuando Josefino, el ms mujeriego del grupo, llev al barucho a su ltima conquista, para alardear de ella con los compaeros y presentrsela Ibidem, p. Sobre la problemtica unamuniana a la que, tal vez inconscientemente, se rehace Vargas Llosa a propsito del personaje que trata de independizarse de su creador , remito a mis trabajos La seorita de Tacna ovvero la vocazione narrativa di Mario Vargas Llosa, en Cultura Latinoamericana, nos.

Cusato, D. Iaria, R. Palermo , Messina, Andrea Lippolis Editore, c. La edicin que se utilizar en este trabajo es la publicada por la misma editorial en La Chunga de Mario Vargas Llosa: tiempos y perspectivas de la memoria a la Chunga, la duea del mugriento local. Esta ltima, presa de la joven y bella Mercedes, no se preocupa de ocultar su deseo de entrar en intimidad con la ingenua Mechita.

Todos recuerdan que, esa noche, Josefino pierde a los dados una gran cantidad de dinero; y que ste, habiendo notado la debilidad de la Chunga hacia la muchacha, le propone un trato: por tres mil soles, le alquilar a Meche una noche entera. La Chunga acepta y se va con la joven al cuarto de arriba. Lo que pasa a partir de ese momento nunca se sabr.

Lo nico cierto es que Meche, a partir de esa noche, desaparece para siempre. As que en el presente de la escena, despus de un tiempo indefinido, al rememorar el episodio, cada uno de los Inconquistables crea la continuacin de aquella historia, y la revive, como si fuera un autntico recuerdo, segn su propia perspectiva individual, determinada por los demonios personales.

Cuando los personajes vuelven del tiempo de la memoria al presente de la evocacin, es la hora de cerrar el bar. Los Inconquistables se van pensando en la prxima noche de vagancia que pasarn en la tasca de Piura. De hecho, es paradjicamente en este segundo plano donde los Inconquistables, dejando el tiempo casi esttico del presente en que nicamente se juega la partida de dados y penetrando en el de la memoria, se ven involucrados en secuencias de cierto dinamismo.

Adems, como se ver, la temporalidad del presente de la escena, ya lenta de por s, en algunos momentos llegar hasta a bloquearse, para dejar espacio al tiempo subjetivo del recuerdo: los Toda anacrona constituye con relacin al relato en que se inserta - en que se injerta - un relato temporalmente secundario, subordinado al primero [ As que, a pesar de que las aproximadamente dos horas del desarrollo de la accin de un drama se suelen encontrar en perfecta sincrona o, mejor dicho, isocrona con el tiempo del espectador, por su planteamiento estructural el relato primero de La Chunga, aunque dura del comienzo al final del drama, corresponde efectivamente slo a unos cuantos minutos de tiempo real.

Como en cualquier drama narrativo, tambin en La Chunga se encuentra la instancia que hace posible la dramatizacin de la analepsis: es decir, el narrador generador9. Para mayor precisin, en la obra hay una serie de narradores generadores que proyectan 8 Gonzalo Torrente Ballester, Teatro Espaol Contemporneo, Madrid, Guadarrama, , p.

Esta categora crea, engendra con su discurso un universo dramtico habitado por otros personajes de condicin "ontologicamente" distinta. La Chunga de Mario Vargas Llosa: tiempos y perspectivas de la memoria en las tablas los eventos de la memoria, cada uno desde su propia perspectiva.

Sin embargo, la fase analptica no comienza con un recuerdo individual sino con una escena comn a todos los personajes del momento presente. Se trata del flash-back colectivo de cuando Meche aparece por primera y nica vez en la tasca de Piura. Como todos los parroquianos han asistido a este evento, se puede considerar que la dramatizacin del episodio se da desde un enfoque objetivo, aunque al principio parece rememorado slo por la Chunga. Despus de haber evocado la memoria de la joven e ingenua muchacha, a travs de toda una serie de bromas y groseras por parte de los Inconquistables, en la acotacin el autor nos comunica que: Mientras Josefino hace el brindis y los inconquistables beben, entra Meche, con la lentitud y el ritmo de un ser que viene al mundo desde la memoria [ En cambio, la Chunga est ahora concentrada en esta imagen con tal fuerza que es como si, para ella, el instante presente perdiera consistencia, se diluyera, cesara.

Tambin las voces de los inconquistables se atenan, ralean Mario Vargas Llosa, La Chunga, cit. Me parece oportuno abrir un breve parntesis para subrayar cmo Mario Vargas Llosa demuestra una vez ms su vocacin narrativa, utilizando las acotaciones ya no como indicaciones para el director de escena sino para crear atmsferas sugerentes en el lector, su referente de siempre.

En realidad no son representables ciertas imgenes como per ejemplo un ser que viene al mundo desde la memoria o como si [ Entre los varios detalles que delatan la vocacin narrativa de Mario Vargas Llosa, adems de las peculiares acotaciones, mencionamos tambin la descripcin de unos personajes que nunca aparecern en la pieza. En la explicacin inicial de cmo es la tasca piurea presentada en un capitulillo titulado La casa de la Chunga, donde nos indica tambin que la ambientacin histrica remonta al ao , Vargas Llosa aade, entre otros pormenores, que La Chunga tiene una cocinera que duerme al pie de un fogn y un chiquillo que viene en el da, para atender las mesas ibidem, pp.

El primer parlamento que sigue a la acotacin citada - el del Mono - nos indica que la visin de la escena que el pblico ve representada pronto formar parte del recuerdo de todos los Inconquistables: EL MONO Nunca me voy a olvidar de la cara que pusiste cuando entr aqu la Meche esa vez, Chunga, Chunguita. Quedaste petrificada! Tras un breve dilogo entre los parroquianos y la Chunga, precedida por una nueva acotacin arranca por fin la escena de la memoria que hemos definido colectiva: Josefino se levanta, imperceptiblemente, y, saltando del presente al pasado, de la realidad al sueo, viene a colocarse junto a Meche, a la que toma del brazo con aire de propietario.

Te presento a Meche. Cre que ste no te iba a traer jams. Tena muchas ganas de conocerte La escena sigue en flash-back hasta el final del primer acto, que se concluye con la resignada aceptacin, por parte de la joven, del trato entre Josefino y la Chunga.

Y los ttulos de los cinco cuadros que pertenecen a esta primera parte nos dan la idea de la progresin con la que avanza la accin: Una partida de dados la circunstancia de donde parte la recuperacin del recuerdo , Meche el elemento desencadenante de la memoria , Un gallinazo y tres mangaches la caracterizacin de los Inconquistables , Marimachos y mujeres la caracterizacin de la Chunga y de Meche , Una prenda el alquiler de la joven.

Al subir de nuevo el teln, el segundo acto empieza con la misma escena: los Inconquistables siguen jugando a los dados y la Chunga contina sentada aparte en su mecedora.

Pero ahora el tiempo de la accin es de nuevo el presente. Y el mismo Vargas Llosa se encarga de subrayarlo en la primera acotacin para que el destinatario de su obra que evidentemente no es el espectador - el cual no puede leer sus puntualizaciones -, sino el lector pueda percibirlo en seguida y orientarse mejor en el continuo vaivn temporal de la pieza: Al levantarse el teln la posicin de los actores reproduce exactamente la del inicio del primer acto. Estamos en el presente de la historia, mucho despus de aquel episodio de Meche.

Los inconquistables juegan a los dados [ En este segundo acto, la objetividad de la memoria cede el paso al recuerdo que se reconstruye individualmente, es decir a esa historia inventada que le permite a su ideador protagonizar una aventura ms de las apenas diez que la vida le reserva.

Tambin 12 13 Ibidem, pp. Ibidem, p. Pero veamos las versiones del recuerdo y cmo se presentan. La primera que aparece es la de Jos. Como el ttulo del cuadro nos indica El sueo de un mirn , el Inconquistable suea con haber asistido a la escena de amor entre la Chunga y Meche, puesto que su obsesin le sugiere que es la nica evolucin posible de la historia.

Sigue la reconstruccin del recuerdo de Lituma, que se desarrolla en dos cuadros, Alcahuetera y Un amor romntico. El hombre, enamorado de Meche, tiene memoria de que l mismo le prest dinero a la Chunga para que se la comprase a Josefino y se la entregase a l. La Chunga, por lo tanto, segn la evocacin de Lituma, actu de alcahueta, y l de hroe romntico, puesto que se iba a fugar a Lima con la joven para casarse con ella, desafiando las iras del amigo.

La tercera variante de aquel recuerdo es la del Mono. Segn esta versin, presentada en el cuadro Un churre travieso, el Inconquistable subi a la habitacin de la Chunga y, despus de haberles contado a las dos mujeres cmo viol a una nia, se abandon a los placeres masoquistas del castigo que stas le infligieron.

A esta ltima versin de los acontecimientos de aquella noche, sigue otra que podra corresponder al recuerdo de la Chunga. Al contrario de las dems reconstrucciones, donde el ngulo de la perspectiva de los varios personajes es evidente, en sta slo se puede conjeturar que el enfoque es el de la cantinera por dos razones: la primera y ms evidente es que no hay ms personajes presentes, adems de la Chunga y Meche y, como esta ltima ha desaparecido, el nico testigo de aquellos sucesos no puede ser sino la duea de la tasca ; la segunda razn es que hay una perspectiva tpicamente feminista, puesto que la posible escena de amor entre las dos mujeres - que sin embargo se percibe que ha ocurrido - es irrelevante con respecto al sentimiento de complicidad que las AISPI.

La Chunga de Mario Vargas Llosa: tiempos y perspectivas de la memoria involucra: la Chunga, en efecto, le da consejos y dinero a Meche para que deje a Josefino y desaparezca de Piura para siempre. Por ltimo, aparece la versin de Josefino. Esta casi no tiene ninguna referencia con el personaje de Meche; y el tiempo de la memoria pertenece a unas horas ms tarde con respecto al tiempo de los dems evocadores.

De hecho, el Inconquistable sube al cuarto de la cantinera cuando ya Meche se ha ido. Lo que rememora Josefino es la propuesta que le hizo a la Chunga de asociarse con l para poner un burdel en lugar del esculido bar.

Como la mujer se niega al trato, Josefino, encolerizado, la obliga a satisfacer sus deseos sexuales, amenazndola con una navaja. Y la intuicin se convierte en evidencia en el ltimo cuadro, titulado Fin de fiesta, que comienza con una escena que pertenece al plano analptico, y no es ms que la continuacin de la memoria de la Chunga. En este paso, segn se desprende de los parlamentos, nos encontramos en los ltimos minutos de aquella noche evocada. Poco antes del amanecer, Meche est a punto de marcharse.

Al despedirla, la cantinera le aconseja que desaparezca para siempre de la ciudad. As que el recuerdo de la Chunga, que haba empezado en el segundo cuadro del primer acto Meche y se haba concretado en el octavo cuadro del segundo Dos amigas , se concluye ahora, despus de haber sido fragmentado por las varias reconstrucciones de los Inconquistables, cerrando el ciclo de la analepsis y dando la idea de cmo las inserciones de los dems recuerdos no eran interrupciones sino interferencias de pensamientos contiguos.

De hecho, el planteamiento de la pieza sugiere que el episodio de la evocacin de Meche no est sucediendo nicamente en esa noche fatdica de aburrimiento, sino que ocurre todas las noches, habindose convertido ya en un rito.

Y el rito se repite porque es el nico recurso para que la imaginacin tome el vuelo hacindole vivir a cada uno de los personajes la realidad que le hubiera gustado. Lo que nos propone el autor, pues, es un episodio paradigmtico de todas las noches de borrachera y monotona que los Inconquistables pasan en la mugrienta tasca suburbana. Y los ltimos parlamentos del drama nos confirman que la obra de Vargas Llosa es la presentacin de lo que Genette define una escena iterativa JOS Antes de cruzar el umbral, como repitiendo un rito Maana me cuentas lo que pas esa vez con Mechita, Chunga?

Afuera los inconquistables se ren, festejando la grosera. La Chunga [ Gerard Genette, op. La Chunga de Mario Vargas Llosa: tiempos y perspectivas de la memoria poderlos dramatizar en la escena es mucho mayor del que hara falta si la ficcin pudiera seguir fielmente los ritmos de la realidad. Pero el menor tiempo que deberan ocupar las evocaciones no se debe slo a que los recuerdos, que en realidad estn superpuestos, se representan en secuencia uno tras otro, sino tambin a que el remolino de la memoria, que corre a la velocidad del pensamiento, se tiene que englobar en el tiempo cronolgico, que se modula segn un ritmo objetivo, mucho ms lento.

As que para demostrar la proporcin entre la temporalidad anmica y la de los relojes, esta ltima se tendr que detener, para dejar percibir la velocidad de la primera. El ejemplo ms evidente de esto lo da el largo paso que va del cuadro titulado Especulaciones sobre Meche que empieza en la pgina 61 hasta el que lleva el ttulo Fantaseos sobre un crimen que termina en la pgina Entre estos dos cuadros, se insertan otros dos, Alcahuetera y Un amor romntico, que ocupan las pginas , y corresponden, como ya se ha visto, a la analepsis dramatizada del recuerdo de Lituma.

Como se recordar, antes de que arranque el flash-back, en el tiempo presente en que se est evocando a Meche hay una especie de discusin entre los Inconquistables; y, durante la conversacin, Lituma conjetura que la joven ha desaparecido porque ha sido asesinada por Josefino. A este propsito son muy claros los varios parlamentos de Lituma que - entresacados de los dilogos en los que se insertan - damos a continuacin como si fuera un nico parlamento: LITUMA Quieren saber una cosa?

A veces pienso que la desaparicin de Mechita es un cuentanazos de Josefino [ Pudo darte celos que la Mechita pasara la noche con la Chunga. Estabas furioso, acurdate que habas perdido hasta la camisa.

BOZKURTLARIN OLUMU PDF

THE STAGE: 'LA CHUNGA,' BY MARIO VARGAS LLOSA

.

EDGARD VARESE INTEGRALES SCORE PDF

La Chunga (obra de teatro)

.

LA LLAMA DE UNA VELA GASTON BACHELARD PDF

la chunga de vargas llosa

.

INTERNET EXPLORER HAR SLUTAT ATT FUNGERA PDF

La Chunga - Pieza Teatral

.

Related Articles