EL CHARLESTON JOSE DONOSO PDF

Sashakar On his deathbed, according to popular belief, he asked that they read him the poems of Altazor of Vicente Huidobro. Can I borrow this item? Please enter your name. Write a customer review. Marcello Foissec. He is also dnooso an innovative stylist.

Author:Vimuro Zulkijinn
Country:Philippines
Language:English (Spanish)
Genre:Literature
Published (Last):11 April 2018
Pages:297
PDF File Size:19.71 Mb
ePub File Size:11.3 Mb
ISBN:212-8-28310-587-8
Downloads:89204
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Metaxe



Pero en la vida suceden cosas muy raras, que nadie puede comprender. Lo curioso es que no peleamos ni discutimos, ni nos pusimos de acuerdo para no vernos. Con tocar el timbre en la casa de cualquiera de los otros, hubiera bastado para encontrarnos y deshacer ese silencio que nos separaba. Bueno, como dije, Jaime, Memo y yo somos muy amigos. Nos conocemos desde chicos porque siempre hemos vivido en la misma cuadra. Pero yo conozco a muchas personas desde chico y no por eso somos amigos, por lo menos no como soy amigo de Jaime y Memo.

Por ejemplo, creo que es necesario tener las mismas aficiones. En realidad, llena la vida. Eso las atrae. Mucho ruido y pocas nueces. Uno llega, pide unas poncheras, se arregla con una de las mujeres y, al grano, nada de cuentos. No es que ninguno de los tres andemos mal de plata. No somos ricos —cada uno vive con su familia y tiene que dar para la casa—, pero no nos podemos quejar, todos tenemos trabajo bueno y seguro.

Es igual a sus hermanos, que son nueve. No, no vayan a creer que somos borrachos y viciosos, los viciosos toman solos y no son alegres. Nosotros no sabemos si nos gusta conversar para tomar vino, o tomar vino para conversar. Por mucho que se diga lo contrario, no hay nada que se pueda comparar con el vino. En primer lugar, no hace mal para la salud como los tragos fuertes. Yo te digo esa vez en el verano cuando fuimos en micro los tres solos. Era como si tuviera miedo de verlos, como si el vino se me fuera a pegar en la garganta.

Era un boliche igual a cientos de boliches que hay en todos los barrios. Nos sentamos y pedimos una vuelta de vino de la casa. El gordo se fue a sentar a una mesa que estaba casi pegada al tocadiscos.

Cuando yo era flaco la bailaba hay que ver de bien La cosa no era para la risa. El gordito estaba enfermo, enfermo muy grave. Se quejaba mucho y se revolcaba. Cerraron el local y nosotros tres nos fuimos caminando, sin decir una palabra. Cuando llegamos a la cuadra donde vivimos ni siquiera nos miramos para despedirnos. Pero era para hacerme el tonto y ver si me encontraba con Jaime o Memo.

Camino a la casa, pasamos frente a un bar, pero no dijimos nada ni nos miramos. Seguimos caminando en silencio, pasamos frente a otro bar, y nada, como si no existiera.

Pero al llegar a la puerta del bar los tres nos detuvimos al mismo tiempo. Abrimos la puerta y entramos. Creo que hicimos bien. Ahora no.

2N404 DATASHEET PDF

José Donoso

Kenris Amazon Rapids Fun stories for kids on the go. Thanks for telling us about the problem. He returned to Chile in and donosoo there until his death. The E-mail Address es field is required. The specific requirements or preferences of your reviewing publisher, classroom teacher, institution or organization should be applied. Just a moment while we sign you in to your Goodreads account. Subjects Short stories, Chilean — 20th century.

FIBERCHEK2 WONT SAVE IN PDF

El charleston; cuentos

.

LEI 10666 PDF

EL CHARLESTON JOSE DONOSO PDF

.

DER GEDANKE FREGE PDF

El charleston

.

Related Articles